Jueves, 06 Mayo 2021

N Noticias

Cómo reforzar las medidas preventivas contra el coronavirus

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para evitar su propagación

Ante la suba de contagios de COVID-19 en la Región Sanitaria VI, a la que pertenece el distrito, la Municipalidad de Berazategui recomienda a los vecinos y vecinas mantener y reforzar los cuidados necesarios para evitar su propagación. Es fundamental el correcto uso del barbijo, mantener la distancia social y el lavado frecuente de manos.

“En esta segunda ola de coronavirus, debemos reforzar los cuidados día a día. Estos apuntan al distanciamiento, el lavado de manos, toser en el codo y a seguir respetándonos para que la enfermedad no avance. Estamos en un momento sanitario muy complicado, y sobrellevarlo depende de nosotros y de las medidas preventivas más que de la vacunación. La vacuna nos ayuda a estar preparados cuando el virus llega. Pero si no nos respetamos, muchísima gente se va a contagiar”, explica el secretario de Salud Pública e Higiene de la Municipalidad de Berazategui, Dr. Pablo Costa.

En este sentido, las medidas preventivas para cuidar la propia salud y la del entorno son las siguientes:

• Usar barbijo que cubra nariz, boca y mentón. Lavarlo luego de cada uso.

• Mantener distancia de dos metros con otras personas.

• Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o mediante soluciones a base de alcohol (por ejemplo, alcohol en gel). Para reducir eficazmente el desarrollo de microorganismos en las manos, el lavado de manos debe durar al menos 40–60 segundos.

• Toser o estornudar sobre el pliegue del codo o utilizar pañuelos descartables.

• No tocarse la cara.

• Ventilar bien los ambientes de la casa, del lugar de trabajo y medios de transporte.

• Desinfectar los objetos que se usan frecuentemente.

• No automedicarse.

• No compartir mate, vajilla u otros elementos de uso personal.

• En caso de presentar síntomas (fiebre de 37.5°C o más, tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, dolor de cabeza, dolor muscular, diarrea/vómitos y pérdida repentina del gusto o del olfato), aunque sean leves, consultar inmediatamente al sistema de salud local y seguir las recomendaciones del personal sanitario.

• Evitar reuniones en espacios cerrados.

• Extremar los cuidados con quienes formen parte de un grupo de riesgo: mayores de 60 años, personas con enfermedades crónicas y embarazadas.

 

Como ya se mencionó, es clave higienizarse las manos frecuentemente, sobre todo:

• Antes y después de manipular basura o desperdicios.

• Antes y después de comer, manipular alimentos y/o amamantar.

• Luego de haber tocado superficies de uso público: mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, etc.

• Después de manipular dinero, llaves, animales, etc.

• Después de ir al baño o de cambiar pañales.

• Al llegar al lugar de trabajo.

• Al llegar al hogar.

• Después de toser, estornudar o limpiarse la nariz.

• Fuera de la casa, evitar llevarse las manos a la cara.

 

Con respecto a la ventilación de ambientes cerrados, es importante hacerla con regularidad para permitir el recambio de aire, sobre todo en período invernal o de bajas temperaturas. Es recomendable asegurar el recambio de aire mediante la apertura de puertas y ventanas que produzcan la circulación cruzada.

Asimismo, en cuanto a los tiempos requeridos para efectuar la vacunación contra el COVID-19, Costa indica: “Si posteriormente a cursar esta enfermedad, a una persona le llega su turno de vacunación contra el Coronavirus, deberá acudir al punto de vacunación asignado para asesorarse. El objetivo es que todos se vacunen, que se les aplique la primera dosis, porque hay certezas científicas de que ésta brinda cobertura y genera buena inmunidad”.

En este marco, el secretario de Salud municipal destaca que “ya hay más de 150.000 personas inscriptas en el distrito para recibir la vacuna” y agrega que “el objetivo es seguir vacunando ordenadamente a la mayor cantidad de población posible en las 9 postas con las que contamos en Berazategui, especialmente a los mayores de 60 y a las personas entre 18 y 60 años con factores de riesgo”.