Jueves, 24 Septiembre 2020

N Noticias

Taller “Intercambiar Sentidos” para personas con discapacidad visual

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La jornada se desarrolló en el Museo Histórico y Natural, ubicado en 23 y 149.

En esta actividad, organizada por la Secretaría de Cultura, alumnos que asisten a las clases de cerámica que se dictan en el Centro de Atención al Discapacitado Visual Adulto (CADIVA) participaron del taller gratuito Intercambiar Sentidos: El Areté y las Máscaras Chané. Allí, los concurrentes usaron el sentido del tacto para conocer más acerca de la cultura del norte del país.

Para esta ocasión, se invitó a dictar el taller a la coordinadora del área de Acción Cultural del Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Verónica Stáffora, quien expresó: La actividad estuvo orientada a que los visitantes pudieran palpar las máscaras típicas de la cultura chané, sentir su forma y volumen. Muchas veces, quienes padecen alguna discapacidad visual no tienen la oportunidad de acceder a espacios culturales, por eso valoramos mucho el trabajo que se lleva a cabo en los museos de Berazategui. Éste nos parecía un buen lugar por el trabajo comunal que, en este caso, desarrollan en CADIVA.

El encuentro se dio en una de las salas del museo, donde todos los participantes se sentaron en semicírculo. Allí, empezaron a pasarse las diferentes máscaras y mientras el grupo podía tocarlas e ir descubriéndolas, Stáffora explicaba detalles de la cultura del norte. Estas artesanías se usan en la ceremonia del areté, que es un momento de encuentro religioso muy importante para la comunidad chané de Salta, indicó.

En este sentido, la profesora de cerámica que acompañó al grupo, Mariela Contardo, manifestó: El taller me pareció muy enriquecedor, porque ellos mismos pudieron palpar esos objetos, sentir su textura. En el Museo nos recibieron muy bien, y además aprendimos de la ceremonia y los rituales que conlleva hacer esas máscaras, desde su inicio hasta tener el objeto finalizado.

Hay lugares que muchas veces no están adaptados para personas con discapacidad, en este caso discapacidad visual. Lo que saco como positivo de la experiencia es el contacto y la cercanía que pudimos tener con otra cultura, y así poder aprender otras cuestiones, opinó uno de los participantes, Alejandro Cañete.

CADIVA es un centro educativo terapéutico gratuito, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social y Comunitario, que brinda una rehabilitación funcional básica a personas que pierden la visión o parte de ella en edad adulta. Su sede, en la que funcionan diferentes talleres, se encuentra en 144 N° 1282.